Después de una mala racha de resultados, la nueva SD Logroñés del debutante en los banquillos David Ochoa se reencuentra con la victoria y con las buenas sensaciones ante un combativo Casalarreina.

Había que romper la mala dinámica y se rompió. Pero no fue nada fácil. La Sociedad Deportiva Logroñés recuperó parte de su buena identidad y jugó como lo que debe hacer un conjunto que aspira a un ascenso: ser un equipo. Los blanquirrojos generaron numerosas ocasiones claras de gol y bien pudieron llevarse pronto el partido. Sin embargo los tres puntos costaron.

El comienzo del choque fue de claro color visitante. En un campo muy pequeño y estrecho, la SD Logroñés apenas consiguieron dominar el juego y mantener la posesión, pero las oportunidades escasearon. Para colmo, Alberto Gil dejó su sitio a Sergio Domínguez debido a una inoportuna lesión. La primera oportunidad vino del Casalarreina desde casi el centro del campo. A ello respondía Rubén Peña con un disparo que terminó en córner. Cerca de la media hora el colegiado decretó un riguroso penalti de Moisés a Jony que Pitilla no desaprovechó. El 1-0 no era justo pero la realidad era que la Sociedad se veía de nuevo a la proeza y a una remontada que en los últimos encuentros no llegó a producirse.

A partir de entonces, el asedio. Los de David Ochoa metieron una marcha más al encuentro y encerraron a su rival en torno al área de Diego. Con una intensidad elevada, las ocasiones comenzaron a llegar en cascada. Sergio Domínguez lanzó una falta y Diego envió el balón al larguero. Poco después, el balón impactaba en la mano de Jony que el árbitro no dudó para decretar penalti. El lanzamiento alto de Laencina provocaba que la SD Logroñés aún tuviera que remar más fuerte río arriba. No importó mucho. El equipo no se vino abajo y continuó el asedio sobre el área casalarreitera. Herce por muy poco y Dani Suárez enviaron sendos balones fuera en franca posición.

Tras el descanso, David Ochoa movió piezas dando entrada a Míchel y el acoso sobre el Casalarreina fue mayor. El riesgo del gol en un contragolpe también fue mayor. A los diez minutos de iniciado la segunda mitad, Navajas lograba conectar un cabezazo peinando hacia atrás estableciendo la igualada en el encuentro. Con más de media hora por delante, la insistencia en buscar la portería rival se hizo más patente. En la blanquirroja, Jordan Godoy se lucía con un nuevo paradón de etiqueta.

Los minutos no pesaron y la ilusión por marcar menos. A falta de veinte minutos, el Casalarreina empezó a notar la tensión mientras que la SDL buscó y buscó sin descanso en un encuentro que se fue trabando por las faltas. Nano logró rematar enviando Diego a córner; Navajas a bocajarro remató alto y el disparo de Míchel salió desviado. Ocasiones muy claras antes del premio final. Una jugada de orgullo y coraje en el minuto 83 terminó con el tanto de Míchel para hacer justicia en el campo y en el marcador. Chuchi pudo ampliar la ventaja  justo después y justo antes de que el Casalarreina saliera de sus entrañas para intentar el empate. Jordan y la defensa blanquirroja evitaron que los locales adquirieran puntos tras el pitido final del colegiado. La victoria marchaba para Logroño.

Con la victoria por 1-2, la SD Logroñés sube un puesto momentáneamente a falta del Náxara – UDL B que podría relegar a los blanquirrojos de nuevo a la quinta posición. La SD Logroñés tendrá una nueva final el domingo 23 de abril a las 17 horas frente al Ríver Ebro.

Al terminar el encuentro, David Ochoa debutaba igualmente ante www.sdlogrones.com. Hacía una valoración positiva del encuentro: “primer partido en el que sabíamos que no iba a ser fácil. Había que romper la rutina y ha sido un poco reto el objetivo en sí el propio partido.” Analizaba algunos detalles: “se adelantan ellos con un penalti, nosotros fallamos otro y en el descanso hemos hablado un poco de no perder la cara al partido, de seguir intentándolo y de  tener paciencia. Había que tener fe hasta el final.” La segunda mitad ha sido clave: “cuando nos hemos tranquilizado en la segunda parte y hemos bajado un poco más el balón, el equipo ha mejorado y hemos tenido las ocasiones más claras. Así, han venido los goles.” Sobre el resultado y las sensaciones: “tras el primer partido lo importante era ganar este como los cuatro que quedan, ir mejorando e ir recuperando sensaciones. Tenemos que estar tranquilos, disfrutar este resultado. Ahora que vienen unos días de descanso, ya tenemos tres puntos más para la semana que viene y así la afrontamos con tranquilidad y todos juntos.”

Ficha técnica:

Casalarreina: Diego, Porri, Rodri, Jony, Pani, Yaron (Erick, 76’), Beraza (Marcos, 35’), Cris, Pitilla, Kevin (Diego, 65’) y Chacho.

SD Logroñés: Jordan, Muzquiz (Míchel, 45’), Laencina, Ledo, Nano, Gil (Domínguez, 8’), Dani Suárez, Moisés, Peña (Chuchi, 79’), Herce y Navajas.

Árbitro: David Moreno Pardo. Amonestó a Jony, Adrián, Pitilla, Porri, Yaron y Rodri por el Casalarreina, y a Muzquiz, Navajas, Ledo y Laencina por la SDL.

Goles: 1-0, min. 27: Pitilla; 1-1, min. 56: Navajas; 1-2, min. 83: Míchel.

Incidencias: 400 personas en el Municipal de El Soto en una mañana calurosa y soleada. Césped algo irregular. Se guardó un minuto de silencio en señal de repulsa hacia la violencia en el fútbol.

SD Logroñés