La SD Logroñés suma un punto y otra jornada sin perder en un aburrido partido solo protagonizado por las malas decisiones del colegiado.

En un encuentro en el que la Sociedad Deportiva Logroñés presentaba numerosas bajas pero con una inercia positiva de resultados, el punto cosechado ante el nuevo Compostela se puede considerar bueno para los intereses blanquirrojos dada la entidad del rival. Un punto en un encuentro difícil y aburrido para una grada acostumbrada a benditas jornadas dominicales de alegrías.

 

Aun con todo el partido comenzó movido con una ocasión de Javi Torres que acabó en córner y con polémica por un pisotón dentro del área visitante a Mario León tras el saque de esquina que el trencilla valenciano no señaló. Era penalti. La intensidad local de los primeros compases fue contrarrestada con acercamientos peligrosos del conjunto gallego a través de Pastor y Santi Taboada.

Poco a poco el encuentro fue decayendo en una rutina ya sabida: la SD Logroñés esperaría y el Compostela se adueñaría del balón. Pero en ambos casos la profundidad fue escasa y las defensas acabaron imponiéndose a las acometidas atacantes. La diferencia respecto a otros días es que el equipo blanquiazul movía con criterio el balón haciendo trabajar de lo lindo a los pupilos de Abadía, especialmente a Rojas y Miguel cortando toda posibilidad de peligro. Así, sin ocasiones ni oportunidades de marcar se llegó al descanso.

La segunda mitad comenzó con dominio visitante a base de cuatro saques de esquina seguidos que hicieron sufrir a los blanquirrojos. Estos se vieron incapaces de trenzar tres pases seguidos mientras que los compostelanos se fueron encontrándose mejor sobre el tapete de Las Gaunas hasta encerrar por momentos a una Sociedad que lo fiaba a la contra y al gran estado de forma de Javi Torres.

En un encuentro anodino y aletargado, el árbitro se erigió nuevamente en protagonista al expulsar a Agustín Abadía por protestar con vehemencia un dudoso fuera de juego y una clara falta sobre Javi Torres. Una serie de faltas en contra y una mano visitante encendieron los ánimos y la ira de una grada hastiada por los continuos errores arbitrales. En el juego, la SD Logroñés no se amilanó y se lanzó a tumba abierta a por la victoria. Sin embargo, quienes crearon verdadero peligro en los minutos finales fueron los gallegos con contraataques en los que Mandaluniz atajó con brillantez. Primero con una mano a tiro de Joselu y segundo al detener un remate de cabeza de Fondevilla.

Con el empate a cero, la SD Logroñés termina la jornada decimotercera con diez puntos y ya piensa en la próxima jornada en Vigo ante el filial del Celta en un encuentro que se disputará el domingo 27 de octubre a las doce del mediodía.

Ficha técnica:

SD Logroñés: Mandaluniz, Alcántara, Metola, Ledo, Loza, Mario León, Del Puente (Laencina, 65'), Miguel, Javi Torres, Sergio Rojas y Toledo (Tamayo, 82')

SD Compostela: Adrián, Borja Facal, Jesús Varela, Castiñeiras, Catu, Gonzalo, Pastor (Jacobo, 63'), Santi Taboada (Manu Rodríguez, 65'), Joselu, Peláez y Nacho (Fondevilla, 75')

Árbitro: Iván Muñoz Pérez del colegio valenciano. Amonestó a Metola, Ledo, Loza y Rojas por la SDL, y a Borja Facal y Gonzalo por el Compostela. Expulsó a Agustín Abadía en el minuto 78 del encuentro.

Incidencias: 947 espectadores en Las Gaunas en una tarde muy agradable. El césped del Municipal de Las Gaunas presentaba un aspecto magnífico para la práctica del fútbol.

SD Logroñés