La Sociedad Deportiva Logroñés se inicia bajo la denominación del proyecto "Puerta Cero", denominación que se recoge tras las reuniones de aficionados y socios del Logroñés en la puerta cero de Las Gaunas con vistas a crear un nuevo equipo y después de la descalificación y desaparición de nuestro equipo, el Club Deportivo Logroñés, que dejó de competir y de jugar al fútbol el 18 de enero de 2009 después de no comparecer en Navarrete.

En un primer momento se vio la necesidad de crear un club de socios bajo el      mandato de los aficionados que así lo quisieran empezando desde la categoría más  baja, y para ello un grupo de ellos se propuso recoger firmas de adhesión para sondear la posibilidad de llevarse a cabo o no. En las primeras semanas del mes de marzo de 2009 se alcanzó la cifra de 500 firmas.

Viendo el primer éxito, un grupo de aficionados formó una comisión gestora de quince miembros en la que se subdividió a su vez en tres comisiones configuradas para ir dando forma al nuevo equipo a la par que las reuniones en la puerta cero persistirían.

La comisión institucional y social se encargó de hablar con los diferentes políticos y estamentos administrativos y de buscar patrocinadores. También fue la que se encargó de publicitar el proyecto y del conocimiento en los medios de comunicación. La económica y burocrática fue aquella comisión que se encargó de elaborar un presupuesto y la de tramitar todo cuanto fuera necesario (estatutos, registros, notarios, etc.) para poner en marcha un club deportivo. Y por último la deportiva, fue la comisión a la que se les encomendó la tarea de buscar técnicos y jugadores.

Una vez que las tres comisiones fueron realizando sus diferentes trabajos, los miembros de toda la comisión se reunieron con diferentes estamentos sociales y políticos con el fin de dar a conocer el proyecto y los objetivos del incipiente equipo, siendo la acogida calificada por todos como excelente.

A la vez, la Comisión Gestora convocó a todos los aficionados a una asamblea informativa en la que se dieron a conocer todos los entresijos del nuevo club asícomo la filosofía del mismo en la que los socios serían parte fundamental y determinante tanto en la gestación como en la toma de decisiones. A ellos, se les convocó a la asamblea constituyente celebrada el 4 de junio de 2009 en la que se votaría la junta directiva, los estatutos del club, la equipación, el escudo y el nombre del equipo. Las tres primeras cuestiones fueron resueltas de forma unánime por la asamblea de socios. Mientras que para las otras dos hubo que recurrir a segundas vueltas. Todas las propuestas fueron realizadas por personas anónimas y por aquellos que se interesaron en el futuro del Sociedad Deportiva Logroñés.